Home » Fabulas » Lecturas Infantiles, fabula: El león y el raton

Tu blog de recursos educativos on-line




Más rincones de lecturas infantiles

Para ir a disfrutar de las lecturas, sólo da click en la imagen.


Lectupeques

lectupeques Lecturas cortas y divertidas para fomentar la creatividad, la imaginación y el gusto por leer. Lecturas aptas para todas las edades.


El rinconcito

rinconcito de lecturasColección de lecturas infantiles con fábulas, cuentos y narraciones que harán la delicia de chicos y grandes.


Rincón de lectura

rincón de lecturasFabulosa recopilación de más de mil lecturas para todas las edades. Mejora tu comprensión lectora mientras te diviertes y aprendes. Encuentra narraciones, trabalenguas, adivinanzas y cuentos cortos para hacer de la lecura toda una aventura llena de diversión


El libro del perrito

El libro del perritoEl mejor libro de lecturas de todos los tiempos. Disfruta de las mejores lecturas y narraciones en este libro de texto que es ya todo un clásico infantil. Millones de niños y adultos han disfrutado de La cucaracha comelona, El lobo y las cabritas, y han cantado las bellas canciones que contiene este libro.


widgets-WP5
widgets-WP6

Lecturas Infantiles, fabula: El león y el raton

El leon y el ratonUnos ratoncitos, jugando sin cuidado en un prado, despertaron a un león que dormía plácidamente al pie de un árbol. La fiera, levantándose de pronto, atrapó entre sus garras al más atrevido de la pandilla.
El ratoncillo, preso de terror, prometió al león que si le perdonaba la vida la emplearía en servirlo; y aunque esta promesa lo hizo reír, el león terminó por soltarlo.
Tiempo después la fiera cayó en las redes que un cazador le había tendido y como, a pesar de su fuerza, no podía librarse, retumbó la selva con sus furiosos rugidos.
El ratoncillo, al oírlo, acudió presuroso y rompió las redes con sus afilados dientes. De esta manera el pequeño ex prisionero cumplió su promesa y salvó la vida del rey de los animales.
El león meditó seriamente en el favor que acababa de recibir y prometió ser en adelante más generoso.

Moraleja de la fabula:

En ciertos casos pueden más la paciencia y el tiempo que la ira y la fuerza. Y una buena acción, en algún momento tiene su recompensa.